Desempleo y precariedad laboral, mayor para las mujeres

Madrid, 30 abril. 15, AmecoPress. Como cada año, trabajadoras y trabajadores del mundo saldrán el 1º de Mayo a las calles a reivindicar derechos y mejoras laborales. En los últimos años, desarrollados bajo el yugo de la crisis, se han multiplicado las razones: las personas trabajadoras sufren las políticas de recortes y el impacto del desempleo y la reforma laboral. Más aún en el caso de las mujeres.
Cuestiones como el aumento de las desigualdades, pérdida de derechos sociales y laborales y crecimiento de la pobreza, se agrandan en el caso de las mujeres. A esto se suma la conocida brecha salarial. Los organismos oficiales señalan que, por un trabajo igual o equivalente, las mujeres reciben de media unas retribuciones menores que los hombres: en todo el mundo, las mujeres ganan un 23% menos de salario que los hombres (OIT 2013); las europeas ganan un 17% menos (Eurostat 2013) y las trabajadoras españolas, un 31% menos (INE EES2012). Es decir, a las mujeres se nos arrebata una parte sustancial del salario anual. La cuarta, la quinta o la tercera parte del salario de un año. Además, nuestro país cuenta con el triple de mujeres que hombres en el tramo más bajo de los salarios.

No hay razones para la euforia mostrada últimamente por el gobierno cuando exhiben los datos económicos. Según la última encuesta de población activa, una de cada cuatro mujeres está parada: 2.642.400. Un paro que afecta de manera especial a las mujeres en edad reproductiva. Las paradas de entre 30 y 49 años de edad suponen el 55% del paro total femenino, un porcentaje inadmisible.
Los gobiernos neoliberales de España, Europa y el mundo siguen luchando para que las pérdidas de la crisis financiera las paguen los derechos laborales y sociales universales, y empujan para implantar ‘más mercado, menos Estado’. A lo que hay que sumarle la deuda pública impagable, la reforma fiscal y el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones negociado sin control democrático entre EE UU y la UE, como elementos aceleradores de la privatización, el recorte del gasto público y flexibilización del mercado de trabajo.
Desde los sindicatos tradicionales preguntan “¿de qué salida de la crisis habla el gobierno?”, señalando los “más de cinco millones de personas en paro, un desempleo registrado cada día más feminizado, una raquítica creación de empleo que en su mayoría es precario, devaluaciones salariales a las que se une la brecha salarial de género, regresión en derechos laborales y ataque a los derechos sindicales…”
Datos de la desigualdad
En el manifiesto conjunto elaborado por UGT y CCOO se recogen distintos datos que ponen de manifiesto la precariedad y desigualdad existente en el campo laboral:
– Tenemos casi cinco millones y medio de trabajadores y trabajadoras en desempleo, con una tasa de paro del 23,7%. En las mujeres, la tasa sube al el 25%, y si no hubiera la brecha de actividad que aparta ya de partida acerca de dos millones de mujeres de la actividad económica, la tasa de desempleo de mujeres subiría al 38%. El desempleo juvenil es del 51,8%.
– Seis de cada diez personas desempleadas lleva más de un año buscando empleo. Las mujeres también son mayoría entre quienes aún no han encontrado el primer empleo (el 51%), especialmente entre quienes buscan su primer empleo desde hace 2 años o más (el 57%). Y entre quienes buscan su primer empleo desde hace más de un año, las mujeres son mayoría en los grupos de edad de 30 a 49 años.
– 1,8 millones de hogares tienen a la totalidad de sus integrantes en paro. Y un 20,4% de los hogares está en riesgo de pobreza. Especialmente grave es la situación de los casi 800.000 hogares que carecen de cualquier ingreso laboral. Sabemos que los hogares formados por un progenitor o progenitora, con hijos/hijas son monomarentales en su práctica totalidad, ya que están mayoritariamente integrados por madre con hijos/hijas (1.412.800, el 82,7% del total). El número de hogares formados por madre con hijas/hijos ha crecido en más de 53.000 desde el censo de 2011.
– La tasa de cobertura de las prestaciones por desempleo es la más baja desde hace catorce años: 55,7% de las personas registradas como paradas en los Servicios Públicos de Empleo. Una protección que es mucho menor en el caso de las mujeres. Recordemos que la mayoría de mujeres desempleadas no recibe ninguna prestación. En diciembre de 2014 desde CCOO ya denunciaba que había 1.400.000 mujeres en paro sin prestación y la cifra ha ido en aumento.
– Nueve de cada diez contratos realizados son temporales, y uno de cada tres a tiempo parcial, el trabajo por horas se está convirtiendo en uno de los ejes de la precariedad. Recordamos también que es algo que afecta de manera especial a las mujeres, ya que los empleos a tiempo parcial están en un 79% ocupados por mujeres, lo que estadísticamente es indicio de un uso discriminatorio del tiempo parcial.
Movilizaciones
Los sindicatos CCOO y UGT llaman a la participación en las movilizaciones del 1 de mayo para reclamar un cambio de modelo productivo, una reforma fiscal justa, la derogación de la reforma laboral de 2012, fortalecer los derechos laborales en las empresas y fortalecer la negociación colectiva, aumentar los salarios, subir el Salario Mínimo Interprofesional, la puesta en marcha de políticas de empleo e inversión que permitan recuperar unos servicios públicos de calidad, recuperar el poder adquisitivo y los derechos labo¬rales del empleo público, mejorar el sistema de prestaciones por desem¬pleo y retirar la reforma de las pensiones de 2013.
Así mismo, desde la secretaría de Igualdad de CCOO piden que se complete la integración de las empleadas de hogar en el Régimen General, con el derecho a prestación por desempleo derivado de la correspondiente cotización, que se fortalezca la negociación de planes y medidas de igualdad en las empresas mediante la negociación colectiva y que se pongan en marcha medidas para favorecer la corresponsabilidad de hombres y mujeres en tareas de cuidados familiares, como la ampliación del permiso de paternidad, para contribuir a erradicar las desigualdades de género.
También solicitan la creación de una nueva Prestación de Ingresos Mínimos: la Renta Mínima de Garantizada. “Porque es insostenible el umbral de personas sin prestación al que se ha llegado con este gobierno y con estas políticas de austeridad. Se calcula que hay 1.800.000 hogares cuya renta per cápita es inferior 5.837 euros anuales. Hogares compuestos, en su mayor parte, por mujeres. De las personas potenciales beneficiarias de esta prestación, son mujeres 1.472. 779, junto a 678. 221 hombres”.
Pero no solo los sindicatos tradicionales llaman a la movilización este 1 de mayo. Las Marchas por la Dignidad se movilizan de forma conjunta con los sindicatos alternativos con el objetivo de impulsar un paro laboral, social y de consumo que han convocado para el próximo 22 de octubre. Son 10 las organizaciones sindicales que convocan esta movilización, junto a todos los colectivos sociales y organizaciones que participan de las Marchas, bajo el lema «Por el reparto de los trabajos y la riqueza: Caminando hacia la huelga general». Pero sin olvidar la principal consigna que guía la lucha de las Marchas desde el 22 de marzo de 2014: Pan, trabajo, techo y dignidad.

«Solamente desde la lucha y la respuesta contundente en la calle y en las empresas podremos afrontar las tropelías y la barbarie organizada que nos imponen el Estado y el Capitalismo. Nos va en ello la libertad y la posibilidad de vivir desde la dignidad y la igualdad una vida que merezca tal nombre y en la que los derechos sociales sean la garantía del desarrollo de las personas. Desde esta lucha hemos de potenciar formas organizativas participativas, no jerárquicas, donde la igualdad y la cooperación sean las herramientas que nos encaminen hacia una sociedad libertaria a la que aspiramos con principios como la autogestión, el apoyo mutuo y la solidaridad,» aseguran en su manifiesto.
También habrá un 1 de mayo feminista para “los hogares, las oficinas, las panaderías, las peluquerías, los hospitales, los colegios…”. En el Campo de la Cebada, en Madrid, el 3 de mayo a las 12.30 horas, tendrá lugar un taller de economía feminista, para conocer las “claves para entender el presente y cambiar el futuro”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s