Legislar vulnerando los derechos de las mujeres

Madrid, 14 abril. 15, AmecoPress. Las fuertes creencias religiosas de su padre y de su madre y la incomunicación entre ellos, impidieron a Alba comunicarles su gestación y la decisión de interrumpir su embarazo. Alba, con 16 años, abortó sin el conocimiento paterno-materno. Su testimonio ha sido difundido a través de un vídeo por la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI). Como ella, entre 400 y 500 menores abortan cada año en nuestro país sin el conocimiento de su padre, madre o tutora. De aprobarse hoy la reforma del Partido Popular, que quiere obligar a las menores de 16 y 17 años a contar con el consentimiento paterno o materno para interrumpir su embarazo, se estará abocando a estas mujeres jóvenes a un aborto inseguro o clandestino.

El proyecto del partido popular hace de una excepción la norma. Estudios de ACAI confirman que el porcentaje de mujeres de 16 y 17 años que accedieron a una IVE es del 3,60 %; de ellas, tan solo un 12,38%, no pudieron informar a sus padres, madres o personas tutoras. Un 0’44% del total de abortos (108.690), es decir entre 400 y 500 menores. Casi el 90% de las menores informaron y vinieron acompañadas por sus tutores legales a interrumpir su gestación. “Por lo que podemos afirmar que el PP viene a proteger a unas menores, las que pueden y comunican a sus padres la situación, que ya están protegidas; y viene a poner en riesgo y a ahondar en su desprotección, a las menores que la actual Ley ampara”, afirma ACAI.

Las razones principales por las que una mujer de 16 y 17 años no comunica a sus padres la situación son: desamparo familiar, familias desestructuradas, progenitores en prisión, riesgo de sufrir malos tratos, mujeres emancipadas que residen en el país sin sus padres, enfermedad paterna o materna invalidante, padres y madres abiertamente contrarios al aborto provocado o que por voluntad propia renuncian a conocer y a acompañar a la menor.
Mujeres como mercancía electoral
Así, como denuncia el Fórum de Política Feminista, parece claro que, “a punto de finalizar la legislatura, y no resignado al fracaso de la Ley Gallardon, el PP ha presentado una ‘Proposición de Ley Orgánica para reforzar la protección de las menores y mujeres con capacidad modificada judicialmente en la interrupción voluntaria del embarazo’ que usa un derecho de las mujeres como mercancía para el sector integrista de su electorado”.
Con este gesto el Gobierno ignora que las leyes deben reflejar la voluntad general, que se ha expresado claramente por el derecho de cada mujer a decidir su maternidad, y que las estadísticas oficiales revelan que con la ley de plazos el número de abortos bajó en 2013 a 108.690, un 3,3% menos que en 2012, que la proporción de abortos de menores de 20 años también bajó, del 12,95 al 12,23%, y que el 90% de las menores de 16 y 17 años que abortan informan a sus padres, el PP presenta la escueta proposición que publica el Boletín del Congreso de Diputados de 27.03.15 basándose en su insostenible opinión de que las para las mujeres de 16 y 17 años la maternidad no es su derecho y responsabilidad, sino la de sus padres, madres o tutores.
Cambios
La proposición que pretende aprobarse hoy tiene dos artículos: el primero elimina el artículo 13.4 de la Ley de aborto de 2010, y el segundo, modifica el apartado 4 del artículo 9 de la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente.
El artículo 13.4 de la Ley de aborto vigente establece: “En el caso de las mujeres de 16 y 17 años, el consentimiento para la interrupción voluntaria del embarazo les corresponde exclusivamente a ellas de acuerdo con el régimen general aplicable a las mujeres mayores de edad. Al menos uno de los representantes legales, padre o madre, personas con patria potestad o tutores de las mujeres comprendidas en esas edades deberá ser informado de la decisión de la mujer. Se prescindirá de esta información cuando la menor alegue fundadamente que esto le provocará un conflicto grave, manifestado en el peligro cierto de violencia intrafamiliar, amenazas, coacciones, malos tratos, o se produzca una situación de desarraigo o desamparo.”
Y el artículo 9.4 de la Ley de autonomía del paciente establece actualmente, para todas las actuaciones sanitarias, que “cuando se trate de menores no incapaces ni incapacitados, pero emancipados o con dieciséis años cumplidos, no cabe prestar el consentimiento por representación” de sus padres o tutores, sino el suyo propio. La proposición del PP pretende introducir, como excepción, que “Para la interrupción voluntaria del embarazo de menores de edad o personas con capacidad modificada judicialmente será preciso, además de su manifestación de voluntad, el consentimiento expreso de sus representantes legales. En este caso, los conflictos que surjan en cuanto a la prestación del consentimiento por parte de los representantes legales, se resolverán de conformidad con lo dispuesto en el Código Civil”, es decir, por un largo procedimiento judicial paralelo a la gestación, peor aún que el artículo segundo de la Ley Gallardón, que pretendía añadir al artículo 748 de la Ley 1/2000 de Enjuiciamiento Civil, un punto 8, estableciendo un procedimiento más breve de 9 días, contra el que protestaron, además de las mujeres, los profesionales sanitarios y jurídicos a los que comprometía.
El Forum de Política Feminista concluye que “en vísperas de tres procesos electorales, cuando en la débil recuperación económica crece la discriminación de las mujeres, el PP sólo nos ofrece parir y sustituir con nuestro trabajo doméstico no pagado el cuidado de la infancia y otros familiares en situación de dependencia recortado en los servicios públicos”. Por todo ello, rechaza cualquier reforma regresiva del aborto y de los derechos de las menores a decidir sobre su embarazo, y llama a una amplia movilización social para evitar que esta medida salga adelante.
Aborto como derecho
Además de los cambios mencionados en estos días han aparecido en los medios menciones a la posibilidad de que el PP acceda a retirar de la ley un supuesto reconocimiento del “aborto como derecho” con el objetivo de satisfacer a los diputados y diputadas provida de su grupo parlamentario.
ACAI señala que la ley no reconoce explícitamente la IVE como derecho, lo que reconoce como tal es la maternidad de las mujeres libremente elegida, y por tanto la obligación del Estado de salvaguardar y proteger tanto la continuación de la gestación como su interrupción.
“Cuestión bien distinta es que amparándose en esta concesión a los sectores más conservadores, el Ejecutivo busque eliminar la prestación sanitaria de aborto provocado de la cartera general de servicios y derechos sanitarios”, advierte ACAI, una posibilidad que supondría un “grave retroceso para la salud y los derechos de las mujeres, quienes se verían obligadas de nuevo a pagar por una prestación que debe ser gratuita y garantizada por el Sistema Nacional de Salud”.
Por su parte, la portavoz de Igualdad del Psoe, Carmen Montón, ha recalcado que rechazarán la Proposición de Ley que este martes defenderá en el Pleno el Grupo Parlamentario Popular, y ha lamentado que el Gobierno “haya roto el consenso” con el que se aprobó la ley de 2010 y que “esté legislando sobre el aborto de forma tramposa y por la puerta de atrás”.
Montón considera que los cambios que el PP pretende introducir obedecen a un “interés partidista” y con ello pretenden acallar las voces discrepantes que se han alzado dentro del propio partido y “recabar votos en los sectores más conservadores”, entre los que Rajoy “ha perdido credibilidad”.
Sin reconocer la legislación internacional
El Psoe alerta de la “amenaza para los derechos de las mujeres” que supone la reforma de la Ley y recalca que “sí es un derecho de las mujeres poder decidir sobre su maternidad”, como dice la vigente normativa, en línea con lo que dictan organismo internacionales, como la ONU o la OMS, y las legislaciones de los países de la UE.
También desde Federación Mujeres Jóvenes han manifestado que “el Partido Popular hace caso omiso a las exigencias de la OMS y legisla vulnerando los derechos de todas las mujeres”. Frente al debate sobre el aborto que viene arrastrando el gobierno de Mariano Rajoy en función de intereses políticos, salen a flote argumentos reiterativos defendiendo el derecho a la vida. “Pero ¿qué vida? Y ¿de qué vida hablamos? Ni la propia ONU ni la Organización Mundial de la Salud (OMS) aprueban esta modificación como una opción en la defensa de la vida ni en la defensa de las mujeres. Precisamente, porque no lo es. Es por eso que instan a los gobiernos a que hagan políticas donde se proporcione servicios públicos y buenas condiciones sanitarias para que la interrupción voluntaria del embarazo se haga en situaciones salubres,” reza el comunicado de la Federación.
Mujeres Jóvenes se remite nuevamente a las declaraciones de la OMS, quienes alertaron al gobierno de que la eliminación de las barreras político-legales que impiden la libertad de ejercer una IVE, no conlleva solamente un problema de salud ante la decisión de que muchas adolescentes acudan a clínicas clandestinas, sino que además va a suponer la vulneración de los Derechos Humanos. “Pese a que, según el PP, no sea un derecho”.
Para la Federación este gobierno antepone sus intereses electorales a la defensa de los Derechos Humanos. “Desde FMJ respetamos la vida. Respetamos la libertad de decisión. Creemos en las mujeres y creemos en nuestra capacidad de decisión y empoderamiento, y por eso sabemos que implementar esta modificación de ley no va a mejorar la salud de las mismas. Por eso nos oponemos y exigimos la paralización de esta reforma. Si de verdad quieren hacer algo por la sociedad, respeten el principio de los Derechos Humanos. Dejen las falacias de lado y consigan a sus votantes haciendo política y no a costa de vulnerar la vida y los derechos de todas las mujeres”.

Movilización
Entre otras actuaciones, el Movimiento Feminista de Madrid ha convocado una movilización hoy a las 18.30 horas frente al Congreso de los Diputados. En un comunicado recuerda que hoy se celebra el aniversario de la República y que “fue precisamente entonces cuando de la mano de Federica Montseny, las mujeres conseguimos la primera ley de aborto de nuestra historia”
El testimonio de Alba puede verse en las direcciones url de abajo. http://www.acaive.com/alba-un-aborto-responsable/noticias/ https://www.youtube.com/watch?v=9HZ79QRtdt0&feature=youtu.be

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s