La evaluación forense del riesgo de la víctima de violencia de género sólo llega al juez en el 1% de los casos

MADRID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) –
Los fiscales y jueces de violencia de género sólo tienen acceso a un informe médico forense de valoración urgente del riesgo en que se encuentra la víctima en el uno por ciento de los casos en que se les solicita una orden de protección, según recoge la Memoria Anual de la Fiscalía General del Estado con datos de 2012.
El informe de la Fiscal de Sala Coordinadora de Violencia sobre la Mujer explica que este bajo porcentaje es fruto de la «escasa implantación» del Protocolo Médico Forense de Valoración Urgente de Riesgo, una herramienta que resulta «de gran utilidad» para evaluar el peligro objetivo que afronta una mujer de cara a acordar medidas de protección para ella.
En un principio, el protocolo iba a generalizarse en los territorios sin competencias en Justicia pero después se ofreció a todas las comunidades la posibilidad de adherirse. Con todo, «la implantación no de ha hecho efectiva en la mayoría del territorio nacional, ni siquiera en las comunidades autónomas en que la competencia sigue en manos del Estado», explica la Fiscalía.
En concreto, en las comunidades autónomas sin competencias en Justicia, donde debería estar funcionando, «sólo se han emitido 366 informes» bajo esta pauta en 2012: 142 en Castilla y León, 122 en Extremadura, 11 en Castilla-La Mancha, 41 en Murcia y 50 en Baleares.
En estas comunidades se incoaron 5.075 órdenes de protección durante ese mismo año, es decir, que el fiscal y el juez «sólo han contado en un 7,21 por ciento de tales procedimientos con el dictamen» forense de evaluación del riesgo de la víctima, tal y como recoge el informe.
«Si la proporción la hallamos en relación al total de las solicitudes de orden de protección tramitadas en todo el territorio nacional (34.556), ámbito en el que es factible la aplicación del Protocolo, resulta que la proporción desciende al 1,06%», señala el informe de Fiscalía.
A diferencia de la valoración de riesgo policial, que se basa en un cuestionario con un porcentaje de peligrosidad, la del protocolo médico es más completa. «El Forense cuenta con una mayor variedad de fuentes de información: la entrevista y exploración del agresor, entrevista y exploración de la víctima, diligencias judiciales y atestado policial completo, documentación médica y psiquiátrica del agresor, e incluso las entrevistas con testigos», apunta.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s