«Que las mujeres mueran por el hecho de ser mujeres es evitable”

Madrid, 13 marzo. 14. AmecoPress. Que las mujeres mueran por el hecho de ser mujeres es evitable. El Feminicidio es prevenible y puede desaparecer. Esa es la clara idea que transmite la mexicana Karla Michel Salas, presidenta de la Asociación de Abogados Democráticos, experta en litigio estratégico y abogada del caso conocido como ‘Campo Algodonero’. Vino a Madrid para participar en las jornadas ‘Feminicidio en Mesoamérica: crimen organizado, respuesta estatal e impunidad’, organizadas por la Asociación de Mujeres de Guatemala. AmecoPress habló con ella.

Si analizamos los datos que tenemos sobre asesinatos de mujeres en países como México, El Salvador o Guatemala desde el enfoque defendido por Karla, se pueden extraer algunas consecuencias. La primera es que los Estados son responsables por no poner remedio para prevenir y castigar estas muertes. Desde 1999 hasta 2009, la tasa de feminicidios creció en El Salvador un 194 por ciento. En Guatemala 2 mujeres son asesinadas cada día, habiendo sido en muchos de los casos previamente agredidas sexualmente y mutiladas. En 25 años se han asesinado en México 36. 600 mujeres. Tan solo el 1 por ciento de estos asesinatos tiene condena.
“Lo que hemos documentado en este delito es que, a diferencia de otros donde el autor se esconde para no ser castigado, los asesinos no se ocultan, sino que exhiben su obra y la utilizan para enviar mensajes. Esto es reflejo de la impunidad existente”.

El narcotráfico y la impunidad

Lejos de retroceder, los asesinatos a mujeres aumentan y enraízan con el conflicto del narcotráfico. De los 1.488 feminicidios cometidos en Ciudad de Juárez (México) en los últimos 25 años, el 60 por ciento se han cometido del año 2008 hasta la fecha, “cuando comienza una guerra entre cárteles de narcotraficantes que, además, el Gobierno acomete incomprensiblemente con el envío de 8000 agentes armados”.

Pero la abogada huye de la interpretación simplista cacareada por el Gobierno: son las pandillas, los narcotraficantes, los responsables del crecimiento de la violencia hacia las mujeres, dicen. “No es así”, sentencia Karla. “El Feminicidio es un fenómeno previo a narcotráfico y desde luego que no es exclusivo de una zona del planeta; es mundial, es la expresión más cruel del machismo, es histórico y es evitable”. Lo que sucede, según explica la experta, es que estas bandas o pandillas se alimentan de jóvenes sin formación, sin recursos, adictos a las drogas, que son el brazo armado de los señores del narcotráfico, unos señores que están coludidos con la oligarquía y también con la clase política, y que son intocables.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s